El equipo veterinario es el encargo del cuidado de nuestros
k9. Realizan una revisión antes y después de cada entrenamiento y operativo,
además de estar presentes monitorizando las constantes de los k9 con la
tecnología desarrollada para ello.

Se encargan de darnos pautas sobre el cuidado de los
k9 y establecer rutinas de calentamiento y enfriamiento, antes y después, del
trabajo. De esta manera, se minimizan los riesgos de posibles daños por el
esfuerzo realizado.

Realizan también tareas de formación con los guías en materias de primeros auxilios y cuidado del k9.